pedroangel.bernal@murciaeduca.es

miércoles, 3 de diciembre de 2014

PAISAJE DE ALTA MONTAÑA

Las zonas de alta montaña, con altitudes superiores a los 2500 m, tienen características propias de los climas fríos.
En cualquier latitud, en alturas mayores de 2.500 m. 

En estos lugares las temperaturas son bajas durante todo el año.

Las precipitaciones abundantes pero descienden cuando la altura es mayor porque el frío no puede contener humedad. En invierno son de nieve. 
Santis - Suza

Los ríos llevan poca agua en invierno. En primavera, cuando tiene lugar el deshielo, aumenta su caudal y su fuerza erosiva debido a las fuertes pendientes. 

La vegetación de alta montaña varía según tres factores: la latitud, la altitud y la orientación. 
Pero en todos los casos la vegetación se dispone en pisos de diferente altitud y está distribuida en pisos.

En las zonas inferiores hay bosques y a medida que aumenta la ascendemos matorral, prados, musgos y líquenes. En las zonas elevadas no hay vegetación. 

Los habitantes de algunas zonas de alta montaña, dedicados a la agricultura, deben adaptarse a la falta de oxígeno.
Las carreteras, pistas de esquí o construcciones de ocio causan el deterioro de este medio.
Las duras condiciones de vida, el aislamiento y la falta de servicios ha provocado la emigración de los habitantes de la montaña.

Los habitantes de la alta montaña se dedican preferentemente a la ganadería y a la explotación del bosque o a la producción de energía hidroeléctrica porque la abundancia de ríos y lagos y la estrechez de los valles favorece la construcción de pantanos. 

La agricultura se concentra en las faldas de las montañas formando pisos o terrazas y en el fondo de los valles.

Actualmente, en estas zonas se desarrollan actividades turísticas como los deportes de nieve, el alpinismo, el trekking, etc., que llevan a mejorar las comunicaciones, a aumentar la construcción y a multiplicar su escasa población.

No hay comentarios: