pedroangel.bernal@murciaeduca.es

viernes, 28 de noviembre de 2014

PAISAJE ECUATORIAL

El paisaje ecuatorial se encuentra en áreas del planeta situadas en torno al Ecuador: cuenca del Amazonas (América del Sur), parte de América Central, cuenca del Congo y costa del golfo de Guinea (África) y el Sudeste de Asia.



En la zona de clima ecuatorial las temperaturas son siempre muy altas (alrededor de los 25°C), y las precipitaciones son muy abundantes (aproximadamente 2000 mm).

En las zonas ecuatoriales la evaporación es tan intensa y la humedad tan elevada que basta que las temperaturas desciendan ligeramente al atardecer para que, casi a diario, caiga una lluvia torrencial que a veces dura sólo unos minutos.

Los ríos ecuatoriales son los más caudalosos y regulares de la Tierra debido a la intensa pluviosidad.
El agua de lluvia arrastra los suelos hasta los ríos, los cuales presentan un color terroso.



Las temperaturas elevadas y las lluvias constantes favorecen la existencia de una vegetación exuberante, con abundancia de especies vegetales: la selva, que en Asia se denomina jungla.

La selva es el medio natural de mayor riqueza biológica del planeta, a ello contribuyen la diversidad de especies vegetales. 
Abundan los árboles altos que crecen buscando la luz (algunos pueden alcanzar los 80 m de altura o más) así como numerosos arbustos, hierbas y flores. 
A ras de suelo, en el sotobosque, el ambiente es oscuro y húmedo.
Algunos árboles son muy apreciados por su belleza o por la calidad de su madera, como el ébano o la caoba. Los árboles aparecen dispersos en la selva, lo que dificulta su explotación; pero ello no ha impedido que las pistas forestales construidas para dar paso a las máquinas taladoras y a los vehículos de transporte causen un gran impacto ambiental.

En la selva existen muchísimas especies diferentes de pájaros, reptiles e insectos, además de mamíferos. Los animales que habitan en aquellas latitudes acostumbran a ser de pequeño tamaño, lo que les permite moverse con facilidad por la tupida vegetación que forman árboles, arbustos, troncos y lianas.
Algunas especies han desaparecido o están en peligro de extinción, debido a una explotación abusiva de la tierra.

Los pueblos indígenas que habitan en las grandes zonas de selva de América y de África viven de la recolección de frutos, de la caza o practican una agricultura muy rudimentaria. La baja densidad de población de las selvas ha hecho posible que estas personas sobrevivan sin poner en peligro la naturaleza.
  




No hay comentarios: